DEJA EL CIGARRILLO EN 3 PASOS
El hábito de fumar es, en la mayoría de los casos, causado por razones emocionales; entre estas el estrés, problemas personales y/o familiares, dificultad para adaptarse en un grupo social, vacíos emocionales, entre otras.
 
Uno de los métodos más recomendados consiste en tres pasos:
 
1. Identifica la razón por la cual adquiriste este hábito, ten en cuenta las mencionadas anteriormente, es probable que una de ellas sea la tuya.
 
2. Enciende el último cigarrillo y concéntrate en lo desagradable del olor y sabor. Apágalo y déjalo ir de una vez. Lo más recomendable es tomar la decisión definitiva de arrancar de raíz este hábito.
 
3. Disfruta un nuevo estilo de vida. Realiza actividades que te eviten literalmente tener un cigarrillo en la boca: nadar, jugar fútbol, baloncesto o voleibol, tocar algún instrumento musical, etc.








 
 
Foto cortesía de: http://www.freepik.es/foto-gratis/pareja-con-guitarra_1277322.htm